Endodoncia

Endodoncia porque salvamos el diente, librándonos así de su extracción. Con ello conseguiremos que nuestras piezas continúen cumpliendo su función masticatoria y estética.

Cuando tratamos un diente con una endodoncia, este puede permanecer en boca el mismo tiempo que uno que goza de perfecta salud. No se convierte en un diente muerto, vulgarmente hablando, porque su raíz se encuentra alojada en una serie de tejidos que siguen nutriendo su parte externa.

localizadorElegimos la endodoncia y posterior colocación de una corona, para dientes afectados por caries que hayan afectado a la pulpa dentaria, o que hayan sufrido cualquier tipo de accidente. Siempre es preferible antes que extraerlo y reponer esa pieza con una prótesis. Así tendremos menos complicaciones posteriores y menos gastos en prótesis dental, por la extracción de la pieza.

Cuando la caries afecta a la pulpa, bien por la profundidad, o bien por traumatismo. Cuando esto se da de manera irreversible, necesitas una endodoncia. Se aprecia porque aparece sensibilidad al masticar, incluso con el calor o el frío. Notas que aparece dolor de manera intermitente o constante, llegando a producir en muchos casos el conocido flemón. Otro caso en los que se te aconsejará el tratamiento de endodoncia, es cuando hay que hacerte un tallado intensivo para colocarte una corona así como un puente de varias piezas, siempre en casos que presenten lesiones periodontales.

limas_endodoncia.jpg0_Salvo en contadas ocasiones, el tratamiento se realiza en una sola sesión. Gracias a los conocimientos y a los equipos necesarios para ello, el tratamiento de los conductos se ejecuta en la primera cita. Existen excepciones muy complicadas que pudieran llegar a necesitar dos o incluso tres citas.

Normalmente no existe dolor alguno. Utilizamos anestesia local justo antes de realizar el tratamiento, lo que anula la posibilidad de dolor para el paciente. Concluido el tratamiento y una vez que ha desaparecido el efecto de la anestesia, es posible que se presenten algunas molestias durante la masticación, todo debido a la irritación del tejido periodontal que rodea la raíz. En estos casos la toma de cualquier anti-inflamatorio puede ayudarnos a mantener el dolor controlado. En caso de que aparezca algún dolor más agudo, se podría acudir a algún analgésico más fuerte.

Casi siempre, una vez que abrimos los conductos y los limpiamos, se produce una mejora importante. Además, ayudamos a la desaparición del flemón.

Actualmente es muy difícil que esto ocurra si se toman las medidas adecuadas para mantener el color natural de la pieza. Si esto ocurriera, no debes preocuparte, ya que esa pieza te la puedes blanquear o bien colocarle una corona.

endodoncia1El porcentaje de éxito en este tipo de tratamientos hoy día es muy elevado si te lo practica un profesional especializado. Dicho porcentaje disminuye cuando el diente está infectado o cuando ya viene de una primera endodoncia fracasada, en cuyo caso podría terminar con la extracción de la pieza.

Para valorarlo hay que tener en cuenta la habilidad, los conocimientos necesarios y la tecnología de precisión que utilizamos para realizar el tratamiento. Es importante tener en cuenta que hacerte una endodoncia te cuesta mucho menos que extraerte la pieza directamente (por no hacerte la endodoncia necesaria) y colocarte un implante dental con su corona, o un puente de un mínimo tres piezas.

Sí. Aunque hoy día el porcentaje de fracasos está por debajo del 10%, siempre hay que asumir ese riesgo. Pero merece la pena por el dinero que te puedes ahorrar después en prótesis, y sobre todo, porque es muy importante para ti conservar el máximo de piezas sanas.

  • Cuando existen pequeñas ramificaciones en los conductos principales, estos no se pueden limpiar, motivo por el cual permanece la inflamación en esa parte, aunque los conductos principales hayan sido limpiados y obturados correctamente.
  • En ocasiones, las raíces tienen un nivel de curvatura demasiado elevado y ello hace que las bacterias sigan alojadas en la parte final del conducto, manteniendo así la infección, aunque la endodoncia haya finalizado.
  • Si el conducto es demasiado estrecho. Esto suele ocurrir en personas de elevada edad.
  • A veces los dientes desarrollan fisuras en sus raíces. Estas fisuras a las que no tenemos acceso (tampoco visual) ni si quiera con las radiografías, suele ser suficiente para alojar bacterias que no permitan la desaparición de la infección en su totalidad.endodonti-300x119

En principio no seria necesario, ya que con nuestras técnicas se puede practicar lo que llamamos Reendodoncia. Cuando el problema persiste en el final de la raíz(no se ha sellado bien), se puede, mediante cirugía, llegar a la solución del problema eliminando esa parte.

Es posible que aun cuando se ha realizado una endodoncia puedan existir molestias tales como sensibilidad al calor o al frío, o bien cuando mordemos al comer. Esto es debido a los estímulos transmitidos por el ligamento periodontal (que rodea a la propia raíz del diente) a las terminaciones nerviosas que persisten en la parte exterior de la raíz del diente y en el propio hueso. Pero una vez ha concluido el tratamiento en su totalidad, ese dolor desaparecerá por completo.

Financiación

Consulte condiciones de financiación hasta 24 meses sin intereses
y se lo gestionamos todo desde la clínica en sólo 24 horas.

Contacta con nosotros

Dirección

Calle San Luis, 73-75 Local. 41003 Sevilla.
A 200m de la Basílica de La Macarena.

Calle Feria, 1A Local. 41003 Sevilla.
Frente a C/Regina.

Horario

De lunes a viernes.
Mañanas: De 10:00 a 14:00 horas.
Tardes: De 16:30 a 20:30 horas.

Contacta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies