fbpx
Pérdida de una pieza dental: consecuencias y soluciones

La falta de alguna pieza dental es un problema muy común, y nos trae consecuencias serias para la salud de nuestra boca, por lo que es importante reponer las piezas ausentes a la mayor brevedad posible.

¿Qué consecuencias tiene la pérdida de un diente?

  • Cambios en la masticación: cuando falta una pieza, la encía queda desprotegida. Para evitar que los alimentos la dañen, masticaremos más por el lado que no tenga ausencias, desgastando y sobrecargando estas piezas. La trituración también será deficiente, lo que podría producir problemas digestivos.
  • Desplazamiento dental: los dientes adyacentes se moverán intentando encontrar un contacto que ya no está, de tal forma que la arcada contraria se sale de su sitio y los dientes adyacentes se inclinan para cerrar el hueco.
  • Sobrecarga: los dientes mal posicionados toleran peor los esfuerzos masticatorios, sufriendo sobrecargas y produciendo contactos indeseables que dañan nuestras encías.
  • Pérdida ósea: El hueso alveolar sólo existe gracias a la estimulación de tener piezas alojadas en él, por lo que si perdemos estas piezas el hueso tiende a desaparecer. Hay que actuar para que esta pérdida ósea no afecte a los dientes adyacentes.
  • Hipersensibilidad y caries: debido al ya mencionado desplazamiento dental, los puntos de contacto no son los correctos y se acumulan más restos de comida lo que favorece la aparición de caries.
  • Problemas estéticos: La ausencia de dientes causa problemas estéticos en nuestra sonrisa. Además, son los encargados de aguantar los labios, por lo que su falta produciría el hundimiento del labio.
  • Problemas fonéticos: Para una pronunciación correcta necesitamos los dientes, por lo que una ausencia de los mismos podría conllevar problemas de comunicación.

¿Qué solución hay?

A la hora de solucionar la falta de una pieza dentaria, lo idóneo es recurrir a los implantes dentales, que son elementos metálicos que se colocan de forma quirúrgica en los huesos maxilares, debajo de las encías. Una vez ubicados en su lugar definitivo, el dentista colocará sobre ellos las coronas o puentes fijos que reemplazarán a las piezas dentales que se hayan perdido.

Mientras que tradicionalmente se ha recurrido a las prótesis removibles, la ventaja de los implantes fijos es innegable.

Añadir comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies